El nuevo ECA

ECA (Exploración, Conceptualización y Aplicación) corresponde a las iniciales de una metodología escolar muy en boga en el D.E. de Puerto Rico durante la últma década del siglo anterior, cuando todavía las TIC eran un sueño en dicho Departamento.

Tal como me lo contaron

Durante la primera década de este siglo, académicamente infosicado y aturdido, ha surgido una nueva metodología o estrategía de enseñanza,  el Nuevo ECA: Entra, Copia y Adiós, me decía una de mis estudiantes, maestra del D.E. de Puerto Rico. Entra al salón (todavía hay salones y viejos pupitres desalineados), Copia en la pizarra (todavía existen pizarras) y Adiós, que te vaya bien.

Confirmado y vivido

Una madre, muy apreciada y amiga mía, queriendo lo mejor para su hija, la sacó de la escuela privada, simplemente porque las A que tenía eran de Agua.  Solicitó admisión en una Escuela Pública (donde los maestros son certificados y diz que mejor preparados) para el segundo término de 8vo. La hija fue aceptada. El bulto escolar fue sustituido por un bolso de tela, y los 12 libros de texto por 6 o 7 libretas en blanco. La "tabula rasa" aristotélica en función.

Dos meses después, la madre se dió cuenta que su hija no daba pié con bola. Ella hilvanó varias razones para justificar el fracaso: a) No había formación, sólo información; b) la niña no interaccionaba con contenido, la enseñanza carecía de contenido textual (sic); c) la información se transmitía oralmente, a viva voz, como en las sociedades primitivas; d) a veces, el profesor(a) escribía contenido en la pizarra para que los niño(a)s transcribieran lo que leían o veían. Así seguía una retaíla de razones y sinrazones que, si las ensamblamos todas, dibujaban de forma gráfica e inconfundible el Nuevo ECA.

Resulta que la niña, me dijo, estaba acostumbrada a interaccionar con contenido textual. Todos los días leía 3 o más páginas del libro de texto o de Internet por cada asignatura, hacía los ejercicios relacionados con lo que leía, etc. etc. En un escenario como éste, podía aprender y sobrevivir sin escuchar y sin anotar en el salón de clase.

La niña no estaba acostumbrada a tomar notas de lo que oía, ni a cortar con tijeras, ni a copiar con  lápiz, ni a pegar con UHU. Apenas era necesario; bebía el saber de otras fuentes de aguas tan cristalinas y abundantes como las de la fuente del profesor(a). Usaba generalmente herramientas modernas para transmitir conocimiento (quehaceres escolares): buscaba en Internet, copiaba de aquí y de allá con Ctrl+C, cortaba con Ctrl+X y pegaba con Ctrl+V, compartía con sus compañeros lo aprendido y aprendía de sus compañeros lo que no sabía a través de MySpace, FaceBook y del MSG.

Finalmente, la niña salió de la escuela pública y volvió a la privada, distinta a la anterior, en busca de A sin agua y de herramientas de transmisión del conocimiento a la altura de los tiempos: donde se pueda escribir sin lápiz, copiar sin libreta, cortar sin tijeras, pegar sin UHU y compartir sin imprimir, .

Junqui

REAL | SABERES