¿Qué hacer para que tus alumnos no copien “literalmente” de Internet?

Existe una herramienta gratuita que detecta el plagio, se trata de approbo. Esta herramienta compara los documentos del estudiante con los contenidos de internet.

Basándose en un artículo publicado en el periódico El País en el que Javier Antonio Puente relata sus métodos para conseguir que los alumnos utilicen Internet de una forma adecuada, Redtic publica una presentación con diez sencillos y prácticos consejos para ayudar a atajar el problema y Educacontic los describe a continuación:

 

Consejo N.º 1: Valora la opinión personal, las reflexiones, ideas y comentarios de los alumnos

Utiliza términos como "explica con tus propias palabras", "ofrece tu opinión sobre", "pon ejemplos", etc.

Crea un blog para la clase como medio para compartir e intercambiar las ideas, reflexiones, comentarios y dudas de los alumnos sobre un determinado tema.

Crea un wiki para que entre toda la clase se construya el contenido de un tema. Todos aportan y evalúan el trabajo de todos.

Consejo N.º 2: Contextualiza el trabajo

Hacer que los alumnos realicen trabajos más específicos y concretos sobre la materia que se está estudiando, ya que se hace más difícil copiar en Internet. Ejemplo: "Definición y descripción de los árboles que rodean el centro".

Consejo N.º 3: Fomenta la investigación en los trabajos

Conseguir que sean los propios alumnos los que a través de distintos medios como la observación, preguntas a expertos, consulta de diferentes fuentes... sean capaces de elaborar producciones propias.

Consejo N.º 4: Pide que complementen la redacción con otras acciones de comprensión

Resúmenes, mapas conceptuales, ilustraciones, vídeos, fotos, entrevistas realizadas a otras personas, etc.

Consejo N.º 5: Cambia el enunciado de un trabajo por un caso o problema a resolver

Si hacemos que los alumnos tengan que partir de un supuesto práctico y dar soluciones a un problema dado en vez de buscar información para un trabajo, entrarán en juego la comprensión, asimilación y transferencia de la información buscada.

Consejo N.º 6: Utiliza la técnica de la "caza del tesoro"

Se trata de una buena opción para que los alumnos, además de buscar la información, la analicen y comprendan.

La técnica consiste en realizar una hoja de trabajo o una página web con una serie de preguntas y un listado de direcciones de Internet en la que los alumnos han de buscar las respuestas. Al final se debe incluir la "pregunta final" o "gran pregunta" cuya respuesta no aparece directamente en las páginas web visitadas, necesitando para ello integrar y valorar lo aprendido durante la búsqueda.

Consejo N.º 7: Citar las fuentes utilizadas

Es necesario enseñarles cómo citar a los autores del texto que copian de forma clara y sencilla y pedir su aplicación en los trabajos.

Consejo N.º 8: Haz uso de las WebQuest y MiniQuest

Gracias a su uso conseguirás que los alumnos se involucren e investiguen para poder contestar hallar la respuesta correcta.

Consejo N.º 9: Complementa el trabajo con otros que supongan la lectura y comprensión del tema

Con exposiciones en clase, foros de debate, creación de paneles, etc.

Consejo N.º 10: Ten en cuenta "el buen uso de Internet" en los criterios de evaluación

Valorar elementos como: la redacción propia, la selección de la información, la presentación de los datos más relevantes sobre el tema, el formato y diseño del trabajo, etc.