Cognoscitivismo O

 

Se define como el resultado de un proceso sistemático y organizado que tiene el propósito fundamental de reestructurar cualitativamente los esquemas, ideas, percepciones o conceptos de las personas. (Los esquemas son unidades de información: objetos, hechos, procedimientos e interrelaciones).

A finales de los años 50, la teoría de aprendizaje comenzó a apartarse del uso de los modelos conductistas hacia un enfoque que descansaba en las teorías y modelos de aprendizaje provenientes de las ciencias cognitivas. Psicólogos y educadores iniciaron la desenfatización del interés por las conductas observables y abiertas y en su lugar acentuaron procesos cognitivos más complejos como el del pensamiento, la solución de problemas, el lenguaje, la formación de conceptos y el procesamiento de la información (Snelbecker, 1983). Durante la pasada década, numerosos autores en el campo del diseño de instrucción han rechazado abierta y conscientemente muchos de los supuestos de los diseñadores de instrucción tradicionalmente conductistas, en favor de un nuevo conjunto de supuestos psicológicos sobre el aprendizaje derivados de las ciencias cognitivas. Sea que se vea como una revolución o como un proceso de evolución gradual, parece que existiera un reconocimiento general que la teoría cognitiva se ha trasladado al frente de las actuales teorías de aprendizaje. (Bednar et al., 1991). Este paso de la orientación conductista (en donde el énfasis se localiza a nivel de la promoción de una desempeño observable del estudiante mediante la manipulación de material de estímulo) hacia una orientación cognitiva (en donde el énfasis se localiza en promover el procesamiento mental) ha creado un cambio similar desde los procedimientos para manipular los materiales presentados por el sistema de instrucción, hacia los procedimientos para dirigir el procesamiento y la interacción de los estudiantes con el sistema de diseño de instrucción (Merril, Kowalis, y Wilson, 1981).

Procesos cognitivos y Afectivos

La teoría cognitivista enfatiza la adquisición de conocimientos y estructuras mentales internas; se dedican a la conceptualizacion de los procesos del estudiante y se ocupan de cómo la información es recibida, organizada, y almacenada. El cognotivismo reconoce la importancia de cómo las personas organizan, filtran, codifican, categorizan, y evalúan la información y la forma en que estas herramientas, estructuras o esquemas mentales son empleadas para acceder e interpretar la realidad. Considera que cada individuo tendrá diferentes representaciones del mundo, las que dependerán de sus propios esquemas y de su interacción con la realidad, e irán cambiando y serán cada vez más sofisticadas.

El enfoque cognitivo, se concentra en las actividades mentales del estudiante que conduce a una respuesta y reconocen los procesos de planificación mental. Así mismo las teorías cognitivitas afirman que el ambiente y sus componentes de la instrucción no pueden explicar todo el aprendizaje que resulta de una instrucción. El cognitivismo pertenece a la familia de Modelos de procesamiento de la información que trabajan sobre los procesos mentales. Se trata de un aprendizaje para desarrollar la actitud crítica y la capacidad de toma de decisiones. Estas dos características definen el proceso de aprender a aprender.

 

 

 

 

Modelo Cognitivo

Concepción de desarrollo: progresivo, secuencial y mediado

Relación maestro / alumno: facilitador – protagonista del aprendizaje

Metodologías y evaluación: centrada en el apdzje

Curriculum: experiencias y conceptos de los alumnos

Meta: Desarrollo intelectual

 

¿Cómo ocurre el aprendizaje?

Se define el aprendizaje como el resultado de un proceso sistemático y organizado que tiene el propósito fundamental de reestructurar cualitativamente los esquemas, ideas, percepciones o conceptos de las personas. (Los esquemas son unidades de información: objetos, hechos, procedimientos e interrelaciones).

Las teorías cognitivas enfatizan la adquisición del conocimiento y estructuras mentales internas y, como tales, están más cerca del extremo racionalista del continuum espistemológico (Bower y Hilgard, 1981). El aprendizaje se equipara a cambios discretos entre los estados del conocimiento más que con los cambios en la probabilidad de respuesta. Las teorías cognitivas se dedican a la conceptualización de los procesos del aprendizaje del estudiante y se ocupan de como la información es recibida, organizada, almacenada y localizada. El aprendizaje se vincula, no tanto con lo que los estudiantes hacen, sino con que es lo que saben y cómo lo adquieren (Jonassen 1991b). La adquisición del conocimiento se describe como una actividad mental que implica una codificación interna y una estructuración por parte del estudiante. El estudiante es visto como un participante muy activo del proceso de aprendizaje.

¿Cuáles factores influyen en el aprendizaje?

El cognitivismo, como el conductismo enfatiza el papel que juegan las condiciones ambientales en la facilitación del aprendizaje. Las explicaciones instruccionales, las demostraciones, los ejemplos demostrativos y la selección de contraejemplos correspondientes, se consideran instrumentos para guiar el aprendizaje del alumno. Igualmente, el énfasis se localiza en el papel que juega la práctica con retroalimentación correctiva. Hasta ahora, se pueden observar pocas diferencias entre estas dos teorías. Sin embargo, la naturaleza "activa" del estudiante se percibe muy diferente. El enfoque cognitivo se concentra en las actividades mentales del estudiante que conducen a una respuesta y reconocen los procesos de planificación mental, la formulación de metas y la organización de estrategias (Shuell, 1986). Las teorías cognitivas afirman que las "pistas" o "indicios" ("cues") del ambiente y los componentes de la instrucción por si solos no pueden explicar todo el aprendizaje que resulta de una situación instruccional. Elementos claves adicionales incluyen la manera como los estudiantes atienden a, codifican, transforman, ensayan, almacenan y localizan la información. Se considera que los pensamientos, las creencias, las actitudes y los valores también influyen en el proceso de aprendizaje (Winne, 1985). El verdadero centro del enfoque cognitivo se localiza en cambiar al estudiante animándolo para que utilice las estrategias instruccionales apropiadas.

¿Cuál es el papel de la memoria?

Para este enfoque la memoria posee un lugar preponderante en el proceso de aprendizaje. El aprendizaje resulta cuando la información es almacenada en la memoria de una manera organizada y significativa. Los maestros y diseñadores son responsables de que el estudiante realice esa organización de la información de una forma óptima. Los diseñadores usan técnicas tales como organizadores avanzados, analogías, relaciones jerárquicas, y matrices, para ayudar a los estudiantes a relacionar la nueva información con el conocimiento previo. El olvido es la falta de habilidad para recuperar información de la memoria debido a interferencias, pérdida de memoria, o por ausencia o de "pistas" o "apuntadores" ("cues") necesarios para tener acceso a la información.

¿Cómo ocurre la trasferencia?

De acuerdo con las teorías cognitivas, la transferencia es una función de cómo se almacena la información en la memoria (Schunk, 1991). Cuando un estudiante entiende como aplicar el conocimiento en diferentes contextos, entonces ha ocurrido la transferencia. La comprensión se ve como compuesta por una base de conocimientos en la forma de reglas, conceptos, y discriminaciones (Duffy y Jonassen, 1991). El conocimiento previo se usa para el establecimiento de delimitaciones para identificar las semejanzas y diferencias con la nueva información. En la memoria, no solo debe almacenarse el conocimiento por si mismo, sino también los usos de ese conocimiento. Tanto los eventos del mundo real como los específicamente instruccionales, provocaran respuestas particulares, pero el estudiante debe convencerse de que el conocimiento es útil en una situación dada para activar esas respuestas.

¿Cuáles tipos de aprendizaje se explican mejor con esta teoría?

Debido al énfasis en las estructuras mentales, se considera a las teorías cognitivas más apropiadas para explicar las formas complejas de aprendizaje (razonamiento, solución de problemas, procesamiento de información) que las teorías conductistas (Schunk, 1991). Sin embargo, es importante indicar que la meta real de instrucción para ambas perspectivas a menudo es la misma: comunicar o transferir conocimiento a los estudiantes en la forma más eficiente y efectiva posible (Bednar et al., 1991). Dos técnicas que usan ambas perspectivas para lograr esta eficiencia y efectividad en la transferencia de conocimientos son la simplificación y la estandarización. Esto es, el conocimiento puede ser analizado, desglosado y simplificado en bloques de construcción básicos. La transferencia de conocimientos se hace expedita si se elimina la información no pertinente. Por ejemplo, a los participantes en un taller de habilidades de gerencia efectiva se les presenta la información en la cantidad justa para que puedan asimilar y/o acomodar la nueva información tan pronto y tan fácil como sea posible. Los conductistas enfatizarían en el diseño del ambiente para optimar esa transferencia, mientras que los cognitivistas dedicarían su énfasis a las estrategias eficientes de procesamiento.

¿Cuáles de los supuestos o principios básicos de esta teoría son pertinentes al diseño de instrucción?

Muchas de las estrategias de instrucción promovidas y utilizadas por los cognitivistas, también lo son por los conductistas, aunque por razones diferentes. Un obvio punto en común es el uso de la retroalimentación. Un conductista usa la retroalimentación (refuerzo) para modificar la conducta en la dirección deseada, mientras que un cognitivista haría uso de la retroalimentación (conocimiento de los resultados) para guiar y apoyar las conexiones mentales exactas (Thompson, Simonson, y Hargrave, 1992).

Los análisis del estudiante y de la tarea son también aspectos críticos tanto para los conductistas como los cognitivistas, pero nuevamente, por razones diferentes. Los cognitivistas examinan al estudiante para determinar su predisposición para el aprendizaje (por ejemplo, ¿Como hace el estudiante para activar, mantener y dirigir su aprendizaje) (Thomson et al., 1992). Adicionalmente, analizan al estudiante para determinar como diseñar la instrucción, de forma que pueda ser fácilmente asimilada (por ejemplo, ¿Cuales son las estructuras mentales ya presentes en el estudiante?). En contraste, los conductistas examinan al estudiante para determinar donde debe comenzar la instrucción (por ejemplo, ¿A que nivel se están desempeñando exitosamente en este momento?) y cuales refuerzos serían más efectivos (por ejemplo, ¿Cuales son las consecuencias más deseadas por el estudiante?).

Entre los supuestos o principios específicos cognocitivistas directamente pertinentes al diseño de instrucción se incluyen los siguientes (las posibles aplicaciones al diseño instruccional actual se indican entre corchetes al final del principio enumerado):

·       Énfasis en la participación activa del estudiante en el proceso de aprendizaje [autocontrol, entrenamiento metacognitivo (por ejemplo técnicas de autoplanificación, monitoreo y revisión)]. Esta postura considera que el individuo es un aprendiz activo, que emprende experiencias, busca información para resolver problemas y reorganiza lo que ya conoce para lograr nuevos entendimientos. Centra la atención en procesos de desarrollo de adquisición de conocimientos.

·       Uso de análisis jerárquico para identificar e ilustrar relaciones de prerrequisito [procedimientos de análisis de tareas cognitivas].

·       Énfasis en la estructuración, organización y secuencia de la información para facilitar su óptimo procesamiento [uso de estrategias cognitivas tales como esquematización, resumen, síntesis, y organizadores avanzados, etc.].

·       Creación de ambientes de aprendizaje que permitan y estimulen a los estudiantes a hacer conexiones con material previamente aprendido [evocación de prerrequisitos, uso de ejemplos pertinentes, analogías].

¿Cómo debe estructurarse la instrucción para facilitar el aprendizaje?

Las teorías conductistas establecen que los educadores deben organizar las condiciones ambientales de tal forma que los estudiantes respondan apropiadamente al estímulo presentado. Las teorías cognitivas enfatizan que el conocimiento sea significativo y que se ayude a los estudiantes a organizar y relacionar nueva información con el conocimiento existente en la memoria. La instrucción, para ser efectiva, debe basarse en las estructuras mentales, o esquemas, existentes en el estudiante. Debe organizarse la información de tal manera que los estudiantes sean capaces de conectar la nueva información con el conocimiento existente en alguna forma significativa. Las analogías y las metáforas son ejemplos de este tipo de estrategia cognitiva. Por ejemplo, los textos sobre diseño de instrucción frecuentemente hacen una analogía entre la profesión más conocida del arquitecto y la menos conocida del diseñador de instrucción para ayudar al estudiante novicio a conceptualizar, organizar y retener los deberes y funciones principales de un diseñador de instrucción (Reigeluth, 1992). Otras estrategias cognitivas pueden incluir, por ejemplo, el uso del subrayado, la esquematización, la mnemónica, los mapas de concepto y los organizadores avanzados (West, Farmer y Wolff, 1991).

Tales énfasis cognitivos implican que las tareas principales del educador/diseñador incluyen: (1) comprender que los individuos traen experiencias de aprendizaje variadas a la situación de instrucción, las cuales pueden impactar los resultados de aprendizaje; (2) determinar la manera más eficiente de organizar y estructurar la nueva información para conectar con los conocimientos, habilidades, y experiencias previamente adquiridas por los estudiantes; y (3) organizar práctica con retroalimentación de tal forma que la nueva información sea efectiva y eficientemente asimilada y/o acomodada dentro de la estructura cognitiva del estudiante (Stepich y Newby, 1988).

Considere el siguiente ejemplo de una situación de aprendizaje utilizando un enfoque cognitivo: A un gerente en el departamento de adiestramiento de una gran corporación se le ha pedido enseñarle a un nuevo empleado como hacer un análisis costo-beneficio para un proyecto de desarrollo. En este caso se asume que el empleado no tiene experiencias previas con esa tarea en un ambiente de negocios. Sin embargo, haciéndole relacionar esta nueva tarea con procedimientos muy similares con los cuales el empleado ha tenido más experiencia, el gerente puede facilitar una asimilación más suave y eficiente de este nuevo procedimiento en la memoria. Estos procedimientos familiares pudieran incluir el proceso mediante el cual el individuo distribuye su salario mensual, como toma una decisión respecto a la compra de un artículo de lujo, o incluso como determina y establece prioridades sobre los gastos de un fin de semana. Los procedimientos para tales actividades pueden no corresponderse con un análisis costo-beneficio, pero la semejanza entre las actividades permite que la información no familiar se coloque dentro de un contexto familiar. De esta forma, se reducen los requerimientos de procesamiento y se incrementa la efectividad potencial de los "apuntadores" o "pistas" ("cues") para las conexiones.

El aprendizaje significativo

El aprendizaje implica una reestructuración activa de las percepciones, ideas, conceptos y esquemas que el aprendiz posee en su estructura cognitiva. El aprendizaje significativo es el mecanismo humano por excelencia para adquirir y almacenar la inmensa cantidad de ideas e información representadas en cualquier campo de conocimiento (Ausubel). El aprendizaje significativo experiencial es un aprendizaje centrado en el alumno como persona total. El conocimiento es función de cómo el individuo CREA significados a partir de la experiencia. El aprendizaje  ocurre mediante la construcción gradual de conocimientos, que ocurre gracias a la puesta en relación de los anteriores con los nuevos conocimientos. Exige la organización de éstos. Se efectúa a partir de tareas globales. David Ausubel elabora una teoría del aprendizaje que intenta superar la memorización mecánica de contenido, dándole un sentido lógico a lo que el aprendiz intenta aprender. El aprendizaje sería la organización e integración de información en la estructura cognoscitiva del individuo. Esta estructura cognoscitiva es la forma en que cada persona tiene organizado su conocimiento, en forma de una jerarquía de conceptos, construida a partir de la experiencia del sujeto.

La construcción de significados implica al alumno en su totalidad y no sólo en sus conocimientos previos y su capacidad para establecer relaciones sustantivas entre éstos y el nuevo material de aprendizaje o entre las diferentes partes del material de aprendizaje.

Fases del aprendizaje significativo (Tomado de Shuell, 1990)

Fase Inicial

Fase Intermedia

Fase Final

El estudiante:

·   Percibe la información en partes, asilados conceptualmente.

·  Tiende a memorizar o interpretar.

·   El procesamiento de la información es global

·  La información aprendida es concreta y vinculada con el contexto específico.

·  Emplea estrategias de repaso para aprender la información.

·   Va construyendo un panorama para representarse el nuevo dominio basado en nuevos dominios.

El estudiante:

·  Encuentra relaciones y similitudes en partes aisladas, para configurar esquemas.

·  Comprende de manera más profunda los contenidos por aplicarlos a situaciones diversas.

·  El es conocimiento más abstracto y puede ser generalizado a varias situaciones, es más independiente del contexto.

·  Usa estrategias de procesamiento más sofisticado.

·   Emplea organización y mapeo cognitivo.

El estudiante:

·   El emplea mayor integración de estructuras y esquemas.

·  Se tiene mayor control automático en situaciones de cambio.

·  Se tiene menor control consciente, la ejecución llega a ser automática, inconsciente y sin tanto esfuerzo.

·   El aprendizaje consiste en: la acumulación de nuevos hechos a los esquemas preexistentes (dominio) e incremento en los niveles de interrelación entre los elementos de las estructuras.

 

Para Ausubel todos los aprendizajes que se pueden producir en el aula se sitúan a lo largo de dos dimensiones: repetición – aprendizaje significativo; recepción – descubrimiento. Tanto el aprendizaje por recepción, como el aprendizaje por descubrimiento pueden ser repetitivos o significativos.  Los aprendizaje por recepción y por descubrimiento se hallan en un continuo separado del aprendizaje por repetición y el aprendizaje significativo. (Ausubel, Novak y Hanesian, 1983, Pag.35).

Las condiciones de aprendizaje significativo

El aprendizaje significativo del cual el sujeto es responsable, responde a una motivación intrínseca, se basa en la construcción de significados de las experiencias, requiere las siguientes condiciones:

·         El material debe mostrar una sólida y lógica estructura: debe ser coherente, claro y organizado.

·         El docente, al presentar el nuevo material, debe poner de relieve la estructura.

·         Relacionar lo nuevo con las experiencias previas.

·         En la estructura cognitiva del alumno, debe haber elementos que le permitan asimilar el nuevo material.

·         El alumno debe tener una actitud favorable para el aprendizaje significativo.

·         El aprendizaje debe ser funcional: saber para qué y dónde lo va a utilizar.

·         Se debe procurar el compromiso de la persona con el proceso de aprendizaje.

Estrategias de Enseñanza para la Promoción del Aprendizaje Significativo (Díaz y Hernández y Ontoria (2001)

Estrategia

Descripción

Objetivos

Enunciado que establece condiciones, tipo de actividad y forma de evaluación del aprendizaje del alumno. Generación de expectativas apropiadas en los mismos.

Resumen

Síntesis y abstracción de la información relevante de un discurso oral o escrito. Enfatiza conceptos claves, principios, términos y argumentos centrales.

Organizador Previo

Información de tipo introductoria y contextual. Es elaborado con un nivel superior de abstracción, generalidad e inclusividad que la información que se aprenderá. Tiende un puente cognitivo entre la información nueva y la previa.

Ilustraciones

Representación visual de los conceptos, objetos o situaciones de una teoría o tema específico.

Analogías

Proporción que indica que una cosa o evento es semejante a otro.

Preguntas Intercaladas

Preguntas insertadas en la situación de enseñanza o en un texto, para mantener la atención y favorecer la práctica, retención u la obtención de información relevante.

Mapas Conceptuales y Redes Semánticas

Son representaciones gráficas que se hacen de un texto o en la situación de enseñanza para enfatizar y/u organizar elementos relevantes del contenido por aprender.

Uso de Estructuras Textuales

Organizaciones retóricas de un discurso oral o escrito, que influyen en su composición y recuerdo.

Super Notas

Consisten en unos gráficos o viñetas secuénciales que recogen el pensamiento fundamental expuesto.

 

Elementos del modelo pedagógico cognoscitivista

  1. TÉCNICAS DE LA ENSEÑANZA: Todas aquellas que se orienten al logro del desarrollo de habilidades del pensamiento y de resolución de problemas: aprender a aprender, autorregulación, metacognición.
  2. EL PAPEL DEL MAESTRO: Facilitador, guía el pensamiento del alumno hacia una comprensión más completa. Confecciona y organiza experiencias didácticas para que sus alumnos logren aprendizajes significativos. El maestro debe prestar atención a las diferencias individuales. El Profesor es capaz de reflexionar sobre sus modos de hacer en el aula para facilitar el aprendizaje de los alumnos. Subordina la enseñanza al aprendizaje. El profesor parte de la idea de un alumno activo que aprende significativamente, que puede aprender a aprender y a pensar. El docente se centra especialmente en la confección y la organización de experiencias didácticas para lograr esos fines. No debe desempeñar el papel protagónico en detrimento de la participación cognitiva de los alumnos.
  3. El modelo de enseñanza está centrada en procesos y por ello estará subordinada al aprendizaje de los aprendices. Es una enseñanza significativa para facilitar el almacenamiento de lo aprendido en la memoria a largo plazo. Es un modelo de aprendizaje – enseñanza: ¿cómo aprende el que aprende? y posteriormente como profesor ¿qué hago?  Es un modelo de aprendizaje - enseñanza, donde la función educativa, de enseñanza e instruccional se subordina al aprendizaje. Los protagonistas de su aprendizaje son los aprendices y el profesor se limita a su función de mediación en el aprendizaje, actuando sólo cuando es necesario. La Enseñanza se centra en el desarrollo de estrategias de aprendizaje orientadas a los objetivos cognitivos y afectivos.
  4. El Currículum es abierto y flexible (libertad de programas y horarios).
  5. Los Objetivos se plantean por capacidades y por valores. Estos objetivos indican los procesos cognitivos y afectivos de los aprendices. Los contenidos y los métodos son medios para desarrollar capacidades y valores.
  6. CONCEPCIÓN DEL ALUMNO: Sujeto activo, procesador de la información, piensa activamente, explica, interpreta, cuestiona, crea. El Alumno es modificable en lo cognitivo y afectivo. No es un receptor pasivo, ya que es un actor de su propio aprendizaje. El alumno es un sujeto activo procesador de información, que posee competencia cognitiva para aprender y solucionar problemas; dicha competencia, a su vez, debe ser considerada y desarrollada usando nuevos aprendizajes y habilidades estratégicas.
  7. MOTIVACIÓN DEL ALUMNO: Intrínseca, controlada por factores internos.
  8. La Evaluación se plantea desde una perspectiva cualitativa para el proceso (formativa) y cuantitativa para el producto (sumativa). Es imprescindible una evaluación inicial de conceptos previos y destrezas básicas. EVALUACIÓN: Variedad de técnicas e instrumentos que permitan evaluar las habilidades de pensamiento y razonamiento de los alumnos y no sólo el grado de conocimiento o contenidos: ensayos, monografías, mapas conceptuales, aplicación, análisis/síntesis..
  9. APORTES COGNOSCITIVISTAS: Estudios de procesos tales como: percepción, atención, memoria, resolución de problemas, creatividad.

Fortalezas del cognoscitivismo.

  • El enfoque cognitivo da al estudiante un rol activo en el proceso de aprendizaje. Gracias a esto procesos tales como la motivación, la atención y el conocimiento previo del sujeto pueden ser manipulados para lograr un aprendizaje más exitoso.
  • Logra desviar la atención desde el aprendizaje memorístico y mecánico, hacia el significado de los aprendizajes para el sujeto y la forma en que este los entiende y estructura.
  • El estudio del desarrollo cognitivo permite graduar la instrucción a las capacidades cognitivas del alumno, haciendo más efectivo el proceso de aprendizaje.
  • El estudio de procesos cognitivos tales como razonamiento, metacognición, resolución de problemas y creatividad han dado origen a prácticas concretas orientadas a mejorar la capacidad de aprendizaje de los alumnos.

Debilidades del cognoscitivismo.

Se ha preocupado principalmente de los procesos cognitivos que facilitan el aprendizaje y que tienen lugar en cualquier situación de instrucción, con poco o escaso énfasis en los procesos emocionales y sociales que tienen lugar en la escuela.

Suele ser individualista, por lo que requiere complementarse con modelos más socializadores. Práctica muy limitada y con interferencia del paradigma conductista. (Discurso cognitivo y práctica conductista).

Referencias

Ausubel-novak-hanesian (1983) Psicología Educativa: Un punto de vista cognoscitivo .2° Ed.TRILLAS México.

Bednar, A.K., Cunningham, D., Duffy, T.M., and Perry, J.D. (1991). Theory into practice: How do we link? In G. Anglin (Ed.), Instructional Technology: Past, Present and Future. Englewood, CO: Libraries Unlimited, Inc.

Bower, G.H. and Hilgard, E.R. (1981) Theories of Learning. Englewood Cliffs, NJ: Prentice Hall.

Díaz, B. F. y Hernández, R. G. (2001). Estrategias para el aprendizaje significativo. Una interpretación constructivista. Docente del Siglo XXI. Cómo desarrollar una práctica docente competitiva. Colombia: Serie McGRAW-HILL.

Duffy, Thomas D. & Jonassen, David H. (1991). Constructivism: new implications for instructional technology?, Educational Technology, v.31 n.5, p.7-12, May.

Merrill, M. D., Kowallis, T., & Wilson, B. G. (1981). Instructional design in transition. In F. Farley & N. Gordon (Eds.), Psychology and education: The state of the union. Chicago: McCutcheon.

Reigeluth, C. (1992). Elaborating the elaboration theory. Educational Technology Research & Development, 40(3), 80-86.

Shuell, 1986

Shuell, T. J. (1986). Cognitive Conceptions of Learning, Review of Educational Research, 56, 411-436.

Shuell, T. (1990). Phases of meanigful learning. USA: Review of Educational Research, 60(4),. 531–547.

Schunk, D. H. (1991). Learning theories: An educational perspective. New York: Macmillan

Snelbecker, G. (1983). Learning Theory, Instructional Theory, and Psychoeducational Design. NY: McGraw-Hill.

Stepich, D.A., & Newby, T.J. (1988). Analogical instruction within the information processing paradigm: Effective means to facilitate learning. Instructional Science, 17(2), 129-144.

Thompson, A. D., Simonson, Michael R., Hargrave, Constance P. (1992). Educational Technology: A Review of the Research. Washington D.C.: Association for Educational Communications and Technology.

West, C., Farmer, J., & Wolff, P. (1991). Instructional Design Implications From Cognitive Science. Englewood Cliffs, NJ: Pretice Hall

Winne, P. H. (1985). Cognitive processing in the classroom. In T. Husen & T. N. Postlethwaite (Eds.), The International Encyclopedia os Education (Vol. 2, pp. 795-808. Oxford: Pergamon.

 

Regresar O